Un informe revela los campos de detención a ciudadanos uigures en Xinjiang, China

0
81
Un informe revela los campos de detención a ciudadanos uigures en Xinjiang, China

El Instituto Australiano de Política (ASPI) ha identificado a más de 380 centros de detención en la región de Xinjiang, China. La entidad asegura que estos centros se han ampliado en los últimos años; causando controversia mundial por supuestas torturas y violaciones a la etnia uigure.

Al menos un millón de musulmanes uigures trabajan en estos campos de detención. Por su parte, los funcionarios chinos afirman que el fin de estos centros es “reeducar” a los detenidos; agregan que la mayoría de las personas enviadas a las instalaciones habían “regresado a la sociedad civilizada“.

Los investigadores dicen que creen que su base de datos y su mapa cubre la mayoría de las instalaciones que existen. El instituto revisó fotos satelitales en busca de evidencia de tales centros. Incluyeron imágenes nocturnas que mostraban pruebas de nuevas construcciones en lugares donde no había iluminación antes.

Asimismo, el trabajo del instituto siguió los relatos de testigos presenciales, informes de noticias y otras investigaciones; todos estos recursos habían documentado la construcción de tales centros en Xinjiang.

Hallazgos en Xinjiang

Asimismo, encontraron 61 centros de detención. Los investigadores sospechan que estos lugares habían experimentado algún tipo de construcción o expansión entre julio de 2019 y julio de 2020; incluidas 14 instalaciones aparentemente aún en formación en las imágenes de satélite más recientes.


Construcción del 2019 en un centro de detención cerca de la ciudad de Kashgar en Xinjiang. Los investigadores estiman que puede albergar a unas 10.000 personas.

Estos hallazgos contradicen las afirmaciones de los funcionarios chinos; ellos aseguran que estos ‘aprendices’ de los llamados ‘centros de formación profesional’ se habían ‘graduado’ a fines de 2019“. Escribió el autor del informe, Nathan Ruser.

Además, al menos 70 de estos centros parecen estar asegurados con cercas internas o paredes perimetrales. Ocho campamentos mostraron signos de desmantelamiento. El estudio reitera que gobierno chino intensificó su represión contra los uigures en los últimos años; al igual que con otras minorías musulmanas en Xinjiang.

Los campos de detención son un aspecto clave del esfuerzo del gobierno chino para controlar a la población uigur” aclara James Millward, profesor de historia en la Universidad de Georgetown, para el diario The Washington Post.

Son una amenaza para el gobierno chino. Las autoridades en Xinjiang pueden ir a la gente y decir: Queremos que te mudes 600 millas y trabajes en una fábrica; o será mejor que tu padre no se oponga a este matrimonio que el comité del partido ha establecido para ti. Cualquier resistencia te hará parecer como un extremista para ellos.” relata Millward al periódico.

Por otro lado, la agencia de noticias estatal china Xinhua acusó al instituto australiano de promover “propaganda anti-china“. En julio, Estados Unidos impuso visas y sanciones de activos a varios funcionarios chinos por su papel en “graves violaciones de los derechos humanos” en Xinjiang.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.