Duch, el genocida camboyano, muere a sus 77 años

0
72
Genocida Duch muere

El responsable de las muertes de 15 mil camboyanos Kaing Guek Eav (Duch), muere a sus 77 años. El genocida se encontraba pagando cadena perpetua por sus crímenes de lesa humanidad.

“Normalmente les cortábamos el cuello, los matábamos como pollos” Declaró Kaing Guek Eav en 1999 en una entrevista.

Kaing fue el máximo comandante de una unidad militar llamada igual que su apodo, “Duch”. La unidad de servicios de seguridad de los Jemeres Rojos, fueron responsables de interrogar, torturar y ejecutar a más de 14 mil personas, por el tiempo que duró el régimen (4 años). Todos estos actos estuvieron bajo el comando de Kaing Guek Eav.

“Duch” ha muerto a sus 77 años en Camboya. Un portavoz del tribunal dio declaraciones “Murió a las 00:52 am, el 2 de septiembre en el hospital de la Amistad Khmer Soviético. Detalles de su causa de muerte, no puedo decir“. “Padecía una enfermedad pulmonar desde hace años” Reveló la agencia AFP una fuente del país.

Los Jemeres Rojos han sido uno de los regímenes más sanguinarios del siglo XX, y su comandante “Duch”, el peor torturador de todos. Desde 1975 a 1979, Kaing cometió crímenes catalogándolo como: el mayor torturador de la historia reciente en el país.

Uno de los trabajos comandados por Kaing, fue el tomar una escuela y convertirla en cárcel. Los prisioneros, eran hombres, mujeres y niños. Los presos confesaban crímenes ficticios, a través de interrogatorios y torturas hasta llevarlos a la muerte.

Duch y su doble vida

Kaing llevaba más de dos décadas oculto en los campos de refugiados en Camboya, “Duch” se encontraba dando clases de matemáticas. Por otro lado, el genocida también vivió en China, enseñando camboyano en el Instituto de Lenguas Extranjeras de Pekin.

Tras ser detenido hace una década, el tribunal internacional para el Genocidio de Camboya, con apoyo de la ONU, lo condenaron a 35 años de prisión. Su condena fue cambiada a cadena perpetua dos años después en apelación.

El genocidio Jemer

Este genocidio mató al 33% de los hombre y 15% de las mujeres del país durante 4 años. Por lo tanto se considera el genocidio más grande de la historia matando a uno de cada cuatro camboyanos. Los Jeremes Rojos se hicieron con el poder el 17 de abril de 1975 en Phnom Pehn. Las tropas de Vietnam los derrocaron el 7 de enero de 1979.

La prisión donde se realizaron los crímenes, hoy en día se convirtió en un museo de lo ocurrido. Se cuenta la historia para que la humanidad no olvide lo ocurrido en aquel lugar oscuro. La muerte de “Duch” no entristeció a los camboyanos, en cambio, este acontecimiento cierra un capítulo muy doloroso para la historia de Camboya.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.