EEUU: Cómo la cuarentena aumentó el consumo de drogas

0
75
Estados Unidos

Desde el inicio de la cuarentena se desató el consumo de drogas en todo Estados Unidos. Lo cual, ha aumentado su demanda y la dificultad de los narcos para transportarlas, llevando los precios a cifras inauditas. Por ello, en México, de donde proviene la mayoría de las drogas, se están fortaleciendo a los carteles del narcotráfico.

Un gramo de cocaína cuesta 153 dólares, la heroína 1.168 dólares el gramo y el fentanilo 1.600. La marihuana, siempre la de menor precio, llegó a los 100 dólares por cada diez gramos. No solo están recibiendo más dinero por menos droga; sino que la pandemia les dio la oportunidad de mayor control de territorio y compra de voluntades.

De acuerdo con la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), los decomisos de cocaína, metadona, fentanilo, heroína, cannabis y metanfetamina en Estados Unidos, aumentaron 44 por ciento entre marzo y mayo; justo después del cierre de fronteras por la pandemia de COVID-19. Pero, el aumento de los precios y la demanda, compensaron las pérdidas y la ecuación monetaria no se modificó.

Estados Unidos 1
Los decomisos de droga aumentaron 44 por ciento entre marzo y mayo.

Cifras alarmantes

Estados Unidos aporta a los carteles mexicanos entre 120 y 145 mil millones de dólares al año. Los adictos constituyen entre tres y cuatro de cada cien ciudadanos; y al menos seis de cada cien muertes son provocadas por el uso de drogas, informó la Universidad de Oxford.

La última medición realizada por parte de la Asociación Médica Estadounidense, en 2017, señala que fueron al menos 172.566 las personas fallecidas por consumir. El 90 por ciento de los que necesitan tratamiento por el consumo de drogas no lo recibe.

En resumen, la crisis provocada por el coronavirus en Estados Unidos tiene consecuencias de todo tipo; pero el aumento del consumo y tráfico de drogas puede ser una de las más letales y perdurables.

Estados Unidos y el consumo de opioides

Por otra parte, un análisis publicado en el American Journal of Managed Care, indica que la cuarentena también ha incrementado la epidemia de opioides en Estados Unidos. Los opioides son analgésicos que se utilizan para el tratamiento del dolor; cabe resaltar que deben ser recetados por médicos y que tienen un grado alto de adicción.

“La cuarentena empujó a las personas que luchan contra esa enfermedad al aislamiento y disminuyó el acceso al tratamiento. Por lo tanto, el distanciamiento social está ocultando una oleada de abuso de opiáceos, y la morbilidad y mortalidad resultante, más grande que cualquiera que hayamos visto antes”, destacó el informe.

El New York Times, por otro lado informó que la comunidad científica está alarmada por “el clima epidemiológico actual que se convirtió es un factor de riesgo para la recaída por abuso de sustancias. La pandemia de coronavirus está siendo un desencadenante nacional de recaída en las drogas”.

La salida de Geoffrey Berman Fiscal del Distrito Sur de Nueva York

Otro factor político que podría estar contribuyendo a la expansión de las operaciones de narcotráfico en Estados Unidos; es la salida forzada de Geoffrey Berman. El fiscal del Distrito Sur de Nueva York, que tenía a su cargo las principales investigaciones de las actividades de los carteles mexicanos.

El fiscal se vio obligado a renunciar por presiones del secretario de Justicia (Attorney General), William Barr. Esto, para que dejara de investigar supuestos casos de corrupción en el entorno del presidente Donald Trump. Su renuncia hizo que muchos de sus casos pasaran a manos de otros fiscales. Dejando así, los procesos en un limbo jurídico.

Geoffrey Berman
Geoffrey Berman

China incursiona en el narcotráfico

Por otro lado, China se incorporó al negocio del narcotráfico en el que reinaban México, Colombia y Afganistán.  Esto debido a los cambios por lo cuales ha pasado el consumo de drogas. Esta acción, paso de estar basada en plantas (en el caso de la heroína) a necesitar una producción sintética en un laboratorio.

Los precursores para elaborar el fentanilo llegan desde Asia a los puertos mexicanos del Pacífico de Manzanillo y Lázaro Cárdenas. Desde allí van a los laboratorios que están en las zonas metropolitanas del Distrito Federal, Guadalajara y Culiacán.

Luego, en su gran mayoría (el 75%, según la DEA), es trasladado a Estados Unidos a través de los corredores de tráfico de Tijuana y su conexión con San Diego. Allí operan los carteles de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación (CJNG).

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.