15 de enero: los maestros no tienen nada que celebrar

0
19

Tal día como hoy se celebra en Venezuela el día Nacional del Maestro; fecha en la cual se rinde un merecido homenaje a cantidad de hombres y mujeres que gran parte de su vida, la han dedicado a formar ciudadanos. Con la finalidad de crear al individuo intelectual, moral y espiritualmente.

El 15 de enero de 1945; el presidente de la República para ese entonces, Isaías Media Angarita decidió que por decreto fuese el Día del Maestro, como homenaje permanente a los educadores venezolanos; motivado a que en 1932 se fundó la Sociedad de Maestros de Instrucción Primaria.

Es importante destacar; que esta Sociedad que hoy día lleva por nombre Federación Venezolana de Maestros, nace con el objetivo principal de luchar por la dignificación y los derechos de los educadores venezolanos.

Los Maestros venezolanos no tienen nada que celebrar

Los docentes venezolanos; este 15 de enero no tienen nada que celebrar, ya que en  la actualidad se enfrentan a diferentes tropiezos como la crisis económica y política que se está viviendo en el país. Así mismo el docente ha tenido que acoplarse a los cambios que ha sufrido el método de enseñanza motivado a la pandemia.

A propósito de la llamada reivindicación; que ha sido una lucha constante de los docentes venezolanos, el director de la escuela de Educación de la Universidad Católica Andrés Bello señala lo siguiente:

“Luego de 88 años el sistema educativo nacional se encuentra en un estado de deterioro y persecución, aunado a una crisis ética, política, económica y social que acentúa las desigualdades y reduce las posibilidades de bienestar social”, expresó Carlos Calatrava.

Los docentes perciben sueldos irrisorios

Otra de las razones por las cuales los docentes consideran  que no hay nada que celebrar; es la remuneración que percibe un docente mensualmente. El gremio ha visto como se ha deteriorado su salario y  han tenido que dedicarse a otras labores para compensar; el poco sueldo que perciben y poder cubrir las necesidades básicas para su familia.

De igual manera, los maestros considerados como los pilares formadores de la sociedad; se les ha cercenado el libre pensamiento, en estos últimos 20 años de la llamada democracia.

Las consecuencias de los bajos salarios del docente y la eliminación por parte del gobierno de los beneficios contractuales; trajo como consecuencia la renuncia de miles de docentes, los cuales se vieron en la necesidad de emigrar del país en busca de mejores fuentes de ingreso.

El maestro y sus luchas sindicales

Los acuerdos sindicales, gremiales, educativos, económicos y profesionales suscritos a favor del Magisterio venezolano se han basado en más y mejores reivindicaciones para los docentes. Sin embargo últimamente los gremios sindicales no han logrado reivindicaciones justas para el gremio docente.

El salario del maestro venezolano; se ha venido mermando de manera sostenida y acelerada desde finales de la década de los 90. Los maestros, han comprobado que su capacidad adquisitiva; disminuye considerablemente por la inflación, esto ha aminorado la calidad de vida del docente.

Cabe destacar que estos ingresos mensuales de los docentes tienen incorporados beneficios provenientes de primas contempladas en la contratación colectiva, tales como: Antigüedad por años de servicio, transporte y aspectos propios del docente.

El gobierno no da respuesta a los docentes

En esta fecha de confinamiento por el Covid-19 aún el gobierno de Nicolás Maduro tiene desprotegido a los maestros y continúa sin honrar los compromisos salariales a los a los mismos.

Asimismo se le exige al Ministro de Educación; hacer una revisión de las cláusulas económicas y sociales establecidas en la contratación colectiva, de igual manera la actualización en dólares de la cobertura de los seguros HCM y del servicio funerario.

Las crisis pasan los docentes quedan

Por otra parte; el docente debe seguir en su lucha por demostrar que puede continuar siendo un formador de calidad, independientemente de los tropiezos que se presenten en el entorno, la modalidad o el contexto en que se encuentre.

Los docentes son formadores, informadores y hacedores de ciudadanos, es por esta razón que se hace necesario que trabajen con más compromiso y fuerza para seguir formando ciudadanos pensadores críticos, que defiendan sus derechos.

Cerraremos este artículo con una frase que siempre enseñó el gran  maestro Luis Beltrán  Prieto Figueroa:

Venezuela será lo que sus maestros quieren que sea”.

“A través de la educación se forja la nación, se orienta el porvenir y se impulsa el progreso de los pueblos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.