La explotación de recursos naturales en Venezuela agrava cada día su capital natural

0
50
La explotación de recursos naturales en Venezuela agrava cada día su capital natural

El gobierno de Venezuela ha estado explotando los recursos naturales que yacen al sur del río Orinoco, causando un grave daño al medio ambiente. La minería ilegal en el Arco Minero está produciendo una grave degradación ambiental; a través de la deforestación, sedimentación y contaminación de los ríos con mercurio.

La explotación de los recursos naturales por parte del régimen de Maduro vino tras el colapso progresivo de la economía venezolana; una economía basada en gran parte por la producción de petróleo. Antes, los recursos solo eran explotados en minas artesanales o de pequeña escala.

En el 2016, Maduro promulgó el decreto ejecutivo del Arco Minero del Orinoco. Así, el régimen sometió el 12 % del territorio de Venezuela a la extracción de oro, diamantes y otros metales preciosos.

El sector minero está bajo el mando de grupos criminales armados. La mayoría de sus delitos, que van desde la prostitución infantil hasta torturas hacia los mineros, quedan impunes. Además, hace días, un informe de la Organización de las Naciones Unidas denunció las condiciones inhumanas en el Arco Minero.

La minería en el sur del río Orinoco amenaza la biodiversidad en la selva amazónica del país

Una “masacre ecológica”

El Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, se refirió a la explotación de los recursos en el Arco Minero como una “masacre ecológica irrecuperable”. El Tuit de Almagro surge luego de que el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS) publicara un artículo sobre la extracción de recursos naturales en el sur del país.

 

La explotación de recursos naturales está acabando con el medio ambiente

La bióloga Vilisa Morón advirtió sobre el daño ocasionado al medio ambiente por la extracción de recursos en el zona. Las motobombas y otros equipos usados para la extracción han afectado 3.300 hectáreas de vegetación.

Se están afectando los bosques ribereños, los morichales. Se están dejando cráteres con suelos descubiertos, sin vegetación. También dejan cráteres llenos de agua contaminada con todos los desechos de la actividad minera.”, apuntó Morón a Voz de América.

Los sitios mineros han proliferado a lo largo del río Caroní.

Al principio, el Arco Minero parece tener un alcance geográfico bien delimitado, pero la realidad es otra. La política minera provocó una fiebre del oro. Ahora la extracción minera se extiende mucho más allá; esto incluye el Parque Nacional Canaima, patrimonio de la humanidad. Nada más en el área del Santo Ángel hay 59 grupos mineros ilegales.

La extracción de recursos naturales en el sur de Venezuela ahora es una fuente clave de ingresos para el gobierno. La fiebre del oro está destruyendo el medio ambiente, a la vez que causa una grave crisis de salud para los que viven cerca de la zona minera.

Los anteriores gobiernos del país establecieron 29 áreas protegidas, incluidos 8 parques nacionales, 2 reservas de biosfera y 19 monumentos naturales; así, se protegía más del  70 % del capital natural. Con el decreto del Arco Minero, el gobierno se pasó por alto todas las leyes que protegían los patrimonios nacionales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.