Rusia y China: Vacuna contra el Covid-19

0
72
Rusia y China

Rusia y China; han anunciado con tan solo una semana de diferencia, la vacuna que pudiera salvar al mundo de la pandemia. Ambos países desean convertirse en los pioneros de la creación de la misma.

Rusia anunció hace una semana de la Sputnik V, por lo tanto; China dio a conocer también su vacuna la cual lleva por nombre CanSino Biologics.

No debemos olvidar a Estados Unidos en esta carrera particular; para tener una victoria geopolítica que pudiera suponer un prestigio internacional, beneficios económicos y diplomáticos para estos países.

Rusia y China crean dos vacunas para un virus

El anuncio de Vladimir Putin, presidente de Rusia; de su vacuna, al parecer marco presión en el gobierno Chino; quien tan solo una semana después anunciaron la creación de CanSino Biologics. La cual ya se encuentra patentada y comenzará su producción de forma inminente.

Si partimos de que los datos de la fase III de la Sputnik V; no han sido publicados y se desconoce si en realidad esta fase esta realizada; no encontramos con la primea diferencia entre estas dos vacunas.

Los últimos datos que se conocen son de la fase II, que; según las autoridades rusas, “generó eficacia y una respuesta inmune” a los 38 voluntarios que decidieron participar.

La CanSino Biologics por su parte; ya está en su tercera fase de pruebas, que es la última antes de su implantación. La misma se ha probado con militares del ejército del país asiático; el cual cuenta con más de dos millones de militares.

Igualmente el gobierno Chino informo que en mayo se hicieron pruebas a más de 500 personas contagiadas por coronavirus y esta tercera fase, con miles de voluntarios, sigue abierta.

La OMS no contaba con la vacuna rusa

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunciaba que seis proyectos de vacuna estaban muy desarrollados. En esa lista no se encontraba la rusa, pero sí la que acaba de patentar China. Siendo esta otra diferencia marcada entre las vacunas de Rusia y China.

Por otro lado, haciendo un enfoque en la parte científica la vacuna China, usa un adenovirus del resfriado común (Adenovirus tipo 5, Ad5-nCoV).

De este modo; se introduce en las células humanas información genética de este nuevo virus, lo que supone una respuesta inmune sin riesgo de padecer la enfermedad.

Por su parte; los investigadores de la Sputnik V han utilizado vectores virales con los que se engaña al sistema inmunológico, como si fuese un cebo.

Este virus inofensivo, se modifica para que pueda replicarse y se marca como objetivo con una muestra de la superficie de la enfermedad.

Y así; para el sistema inmunológico, esta vacuna parece un virus muy peligroso, por lo que se genera una respuesta inmune bastante fuerte que lucha contra el SARS-CoV-2, que de este modo no puede desencadenar la enfermedad.

Por último, otra gran diferencia es que China ha patentado la vacuna y Rusia la ha registrado. Lo que quiere decir que los asiáticos protegen este producto o invento y ninguna persona puede utilizar la tecnología a la que se hace referencia, sin previo consentimiento del titular.

Mientras tanto el mundo continua en espera de una solución ante la pandemia, que ha cobrado millones de vidas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.