Venezolanos, entre la depresión, la ansiedad y el hambre.

0
83
Venezolanos entre la depresión, la ansiedad y la locura

La ansiedad y la depresión son cada vez más comunes en la sociedad venezolana. Los venezolanos, que antes gozaban de vivir en una de las naciones más ricas de suramérica, ahora luchan por sobrevivir con menos de $ 5 al mes. Venezuela ya tenía sus dificultades económicas y políticas; por lo que la crisis se agudiza después de que Nicolás Maduro, en 2013, sucediera a Hugo Chávez en la presidencia.

La depresión en Venezuela ha aumentado vertiginosamente en los últimos años según los especialistas. La crisis política, económica y social agobia a los venezolanos, cuyo poder adquisitivo ha disminuido considerablemente; el salario mínimo en el país es menos de $ 5 dólares.

Un estudio del Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas) revela que un venezolano necesita 61 salarios mínimos para acceder a la canasta básica, más de 15.000.000 Bs

¿Cómo ha aumentado la depresión en Venezuela?

La depresión en los venezolanos se origina en el agravamiento de una crisis caracterizada por el aumento de la pobreza, la escasez de alimentos, así como el aumento en los riesgos de muerte.

Los años posteriores a Hugo Chávez registran un colapso, acentuado por la crisis mundial en los precios del petróleo. La mala gestión económica y las sanciones internacionales contra el régimen de Nicolás Maduro, que cada vez es más autoritario profundiza la crisis humanitaria.

En Venezuela, los ciudadanos deben buscar la forma de subsistir con menos de $ 5 al mes.

Al imprimir más dinero en respuesta a la crisis, el gobierno crea una hiperinflación nunca antes vista. El Fondo Monetario Internacional predijo que la inflación en Venezuela alcanzaría el 1 millón por ciento para fines de 2018. Con su dinero sin valor, el gobierno ya no puede permitirse importar alimentos, medicamentos y otras necesidades.

Como resultado, algunos venezolanos ahora están muriendo de hambre. Otros, si pueden, deciden emigrar. Desde 2015, al menos 5 millones de venezolanos han abandonado el país. Según La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados informó que desde el 2015, más de 5.000 venezolanos emigraban a diario.

Suicidios en Venezuela sin precedentes.

En 80 años de registros, el país ha alcanzado sus tasas más altas de suicidio desde el 2015 hasta ahora. Los suicidios en Venezuela aumentaron en un 155 % . Para 2018, 9,7 de cada 100.000 venezolanos se quitaba la vida.

Nunca antes habíamos visto tasas de suicidio como las que estamos viendo a partir de 2015”, dice el geógrafo Gustavo Páez del Observatorio Venezolano de Violencia. Entre 2010 y 2015 la tasa aumentó un 81 %; del 2015 al 2018, el incremento fue de 155% hasta llegar 9,7 por cada 100.000 habitantes. En números absolutos se pasó de 1.143 suicidios en 2015 a 2.889 tres años después.

Los sectores más vulnerables

Los niños también son vulnerables a los efectos de la crisis. “La emergencia humanitaria de Venezuela ha tenido un profundo impacto en los niños y adolescentes”, dice el psicólogo Abel Saraiba, quien coordina un programa llamado Crecer sin Violencia para un grupo sin fines de lucro llamado Cecodap, que promueve y defiende los derechos de los niños y adolescentes en el país.

Muchos niños y adolescentes se ven obligados a crecer sin estabilidad emocional, con depresión y problemas de conducta.

Por otro lado, los familiares de los pacientes psiquiátricos en el país tienen dificultad a la hora de adquirir las medicinas. Usualmente, los antidepresivos son los más recetados, así como los antipsicóticos. Pero la escasez de medicamentos deja en una situación crítica para los enfermos mentales. Cuando se encuentra el medicamento recetado, su precio oscila entre los 6 y 10 dólares.

Las mujeres, por igual, pasan un momento difícil con la depresión. En parte porque suelen tener poca atención cuando se trata de la obtención de alimentos, dice la psicóloga Magdymar León Torrealba, quien coordina un grupo sin fines de lucro llamado Asociación Venezolana para una Educación Sexual Alternativa, o AVESA.

Además, con la escasez de preservativos, se registra aumento en las cifras de embarazos no deseados. Esta situación, más el intenso estrés, ansiedad y depresión que pueden acompañarlos, señala un incremento en los fetos abandonados y los recién nacidos.

¿El país más alegre del mundo?

La psicóloga Yarelis Acosta, también profesora de la Universidad Central de Venezuela, destaca que los estudios de identidad sobre los venezolanos, siempre lo caracterizan como personas alegres.

A inicios de la década del 2000, el país todavía destacaba en el Índice Global de Felicidad.  “Eso ahora se esfumó. Todos estamos en medio de un duelo y una generación ha crecido en medio de estas nuevas emociones”, explica Acosta. “Vivir en estos contextos nos derrumba. Muchas personas ven el futuro con temor y la adversidad como un obstáculo imposible de sortear

 

¡Feliz día de la alegría!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.